Rehabilitación postoperatoria en mascotas: cuidados y fisioterapia

Cuando nuestras mascotas se someten a una cirugía, es importante brindarles los cuidados necesarios para su recuperación. La rehabilitación postoperatoria en mascotas es fundamental para asegurar una recuperación exitosa y evitar complicaciones. En este artículo, te contaré sobre los cuidados y la fisioterapia que debes tener en cuenta para ayudar a tu mascota a recuperarse de manera adecuada.

No se han encontrado productos.

Cuidados de rehabilitación postoperatoria

Reposo estricto

Uno de los cuidados más importantes durante la rehabilitación postoperatoria en mascotas es el reposo estricto. Es fundamental limitar la actividad física de tu mascota para permitir que su cuerpo se recupere adecuadamente. Esto implica restringir su movimiento y evitar que realice actividades que puedan poner en riesgo su recuperación. Puedes utilizar una jaula o un área designada para que tu mascota descanse y se recupere sin problemas.

Movilización de las articulaciones

Además del reposo, es importante realizar movilizaciones suaves de las articulaciones de tu mascota. Esto ayudará a prevenir la rigidez y mantener la flexibilidad de sus articulaciones. Puedes realizar movimientos suaves y controlados en las articulaciones afectadas por la cirugía, siguiendo las indicaciones de tu veterinario. Es importante no forzar los movimientos y realizarlos de manera gradual para evitar lesiones adicionales.

Ejercicios de fisioterapia para favorecer la plasticidad neuronal

La fisioterapia es una parte fundamental de la rehabilitación postoperatoria en mascotas. Los ejercicios de fisioterapia ayudan a favorecer la plasticidad neuronal, es decir, la capacidad del sistema nervioso para adaptarse y recuperarse después de una lesión. Estos ejercicios pueden incluir caminar sobre superficies irregulares, subir y bajar escalones, y realizar movimientos controlados que estimulen la coordinación y el equilibrio de tu mascota.

Movimientos pasivos para prevenir contracturas

Los movimientos pasivos son otra técnica utilizada en la rehabilitación postoperatoria en mascotas. Estos movimientos consisten en mover suavemente las extremidades de tu mascota sin que ella realice ningún esfuerzo. Esto ayuda a prevenir la aparición de contracturas y mantener la flexibilidad de los músculos y las articulaciones. Es importante realizar estos movimientos de manera suave y controlada, evitando cualquier tipo de dolor o incomodidad para tu mascota.

Estimulación y masajes

Estimulación de las almohadillas palmares y plantares

La estimulación de las almohadillas palmares y plantares es una técnica que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y la sensibilidad en las patas de tu mascota. Puedes realizar suaves masajes en estas áreas utilizando tus dedos o una bola de masaje. Esto ayudará a estimular los receptores nerviosos y promoverá una mejor recuperación de las extremidades.

Masajes activos para mantener el tono muscular

Los masajes activos son una excelente manera de mantener el tono muscular de tu mascota durante la rehabilitación postoperatoria. Puedes utilizar tus manos o un cepillo de cerdas suaves para realizar masajes en los músculos de tu mascota. Esto ayudará a estimular la circulación sanguínea y promoverá la relajación de los músculos tensos. Recuerda realizar los masajes de manera suave y gradual, evitando aplicar demasiada presión.

Masajes suaves en el cuello, pecho y brazos

Además de los masajes activos, también es importante realizar masajes suaves en el cuello, pecho y brazos de tu mascota. Estas áreas suelen ser afectadas por la cirugía y pueden presentar rigidez o tensión muscular. Realizar masajes suaves en estas áreas ayudará a aliviar la tensión y promoverá una mejor circulación sanguínea. Recuerda siempre realizar los masajes de manera suave y gradual, evitando causar dolor o incomodidad a tu mascota.

Otros cuidados importantes

Suelo antideslizante

Es importante asegurarse de que el área donde tu mascota se recupera tenga un suelo antideslizante. Esto ayudará a prevenir caídas y lesiones adicionales durante la rehabilitación. Puedes utilizar alfombras antideslizantes o colocar toallas en el suelo para proporcionar una superficie segura para tu mascota.

Máximo reposo

Además del reposo estricto, es importante asegurarse de que tu mascota tenga un máximo reposo durante la rehabilitación postoperatoria. Evita que realice actividades físicas intensas y limita su movimiento en la medida de lo posible. Esto permitirá que su cuerpo se recupere adecuadamente y evitará complicaciones durante el proceso de rehabilitación.

Ejercicios 3 veces al día

Por último, es importante realizar los ejercicios de fisioterapia al menos 3 veces al día. Esto ayudará a mantener la flexibilidad y la fuerza muscular de tu mascota, acelerando su recuperación. Puedes establecer una rutina de ejercicios y seguir las indicaciones de tu veterinario para asegurarte de que estás realizando los ejercicios de manera adecuada.

La rehabilitación postoperatoria en mascotas requiere de cuidados y fisioterapia adecuada para asegurar una recuperación exitosa. El reposo estricto, la movilización de las articulaciones, los ejercicios de fisioterapia y los masajes son fundamentales para ayudar a tu mascota a recuperarse de manera adecuada. Además, es importante tener en cuenta otros cuidados como el suelo antideslizante, el máximo reposo y la realización de ejercicios de manera regular. Siguiendo estos cuidados y brindando el apoyo necesario, estarás contribuyendo a la recuperación de tu mascota y mejorando su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir