Ejercicios de obediencia para perros: 6 fundamentales

Tener un perro obediente es fundamental para garantizar su seguridad y bienestar, así como para facilitar la convivencia con él. Los ejercicios de obediencia son una excelente manera de enseñarle a tu perro a seguir tus órdenes y a comportarse de manera adecuada en diferentes situaciones. En este artículo, te presentaré 6 ejercicios fundamentales que te ayudarán a lograr una obediencia sólida en tu perro.

No se han encontrado productos.

1. Ejercicios básicos de obediencia

Los ejercicios básicos de obediencia son los cimientos sobre los cuales se construye la obediencia de tu perro. Estos ejercicios son fundamentales para enseñarle a tu perro a responder a tus órdenes de manera rápida y efectiva. Los ejercicios básicos de obediencia incluyen:

- Sienta

El ejercicio de "sienta" es uno de los primeros comandos que debes enseñarle a tu perro. Para enseñarle este ejercicio, debes sostener una golosina o premio en tu mano y colocarla frente a la nariz de tu perro. Luego, mueve tu mano hacia arriba y hacia atrás, de manera que tu perro tenga que levantar la cabeza para seguir la golosina. A medida que tu perro levanta la cabeza, su trasero se irá bajando automáticamente. En el momento en que su trasero toque el suelo, dile "sienta" y dale la golosina como recompensa. Repite este ejercicio varias veces al día hasta que tu perro aprenda a sentarse rápidamente cuando le das la orden.

- Tumba

El ejercicio de "tumba" es otro comando básico que debes enseñarle a tu perro. Para enseñarle este ejercicio, debes comenzar con tu perro en posición de "sienta". Luego, sostén una golosina o premio en tu mano y colócala frente a la nariz de tu perro. Luego, baja lentamente tu mano hacia el suelo, de manera que tu perro tenga que estirarse para seguir la golosina. A medida que tu perro se estira, su cuerpo se irá bajando automáticamente. En el momento en que su cuerpo toque el suelo, dile "tumba" y dale la golosina como recompensa. Repite este ejercicio varias veces al día hasta que tu perro aprenda a tumbarse rápidamente cuando le das la orden.

- Quieto

El ejercicio de "quieto" es fundamental para enseñarle a tu perro a quedarse quieto en una posición determinada. Para enseñarle este ejercicio, debes comenzar con tu perro en posición de "sienta" o "tumba". Luego, coloca tu mano abierta frente a su cara y dile "quieto". Mantén tu mano frente a su cara durante unos segundos y luego retírala lentamente. Si tu perro se mueve, vuelve a colocar tu mano frente a su cara y repite el comando. A medida que tu perro aprenda a quedarse quieto, puedes aumentar gradualmente el tiempo que le pides que se quede quieto. Recuerda recompensar a tu perro con una golosina o premio cada vez que se quede quieto correctamente.

- La llamada firme

El ejercicio de la llamada firme es esencial para garantizar que tu perro acuda a tu llamado en cualquier situación. Para enseñarle este ejercicio, debes comenzar en un lugar tranquilo y sin distracciones. Luego, dile a tu perro "ven" o utiliza cualquier otra palabra que desees como comando de llamada. A medida que tu perro se acerque a ti, recompénsalo con una golosina o premio y elogios. Repite este ejercicio varias veces al día en diferentes lugares y con diferentes niveles de distracción, para que tu perro aprenda a acudir a tu llamado en cualquier situación.

2. Ejercicios de atención y control

Los ejercicios de atención y control son fundamentales para enseñarle a tu perro a prestar atención a tus órdenes y a mantener el control en diferentes situaciones. Estos ejercicios te ayudarán a fortalecer el vínculo con tu perro y a garantizar su seguridad en todo momento. Uno de los ejercicios más importantes en esta categoría es:

- Mírame

El ejercicio de "mírame" es esencial para enseñarle a tu perro a mantener contacto visual contigo en todo momento. Para enseñarle este ejercicio, debes comenzar en un lugar tranquilo y sin distracciones. Luego, dile a tu perro "mírame" y coloca una golosina o premio frente a tu cara. A medida que tu perro te mire a los ojos, recompénsalo con la golosina o premio y elogios. Repite este ejercicio varias veces al día, aumentando gradualmente la duración del contacto visual que le pides a tu perro.

3. Ejercicios de paseo

Los ejercicios de paseo son fundamentales para enseñarle a tu perro a caminar de manera ordenada y sin tirar de la correa. Estos ejercicios te ayudarán a disfrutar de paseos relajados y agradables con tu perro. Uno de los ejercicios más importantes en esta categoría es:

- Paseo ordenado

El ejercicio de paseo ordenado consiste en enseñarle a tu perro a caminar a tu lado sin tirar de la correa. Para enseñarle este ejercicio, debes comenzar en un lugar tranquilo y sin distracciones. Luego, comienza a caminar y mantén la correa suelta. Si tu perro comienza a tirar de la correa, detente y espera a que se calme. Una vez que tu perro se calme, continúa caminando. Si tu perro camina a tu lado sin tirar de la correa, recompénsalo con una golosina o premio y elogios. Repite este ejercicio varias veces al día, aumentando gradualmente la duración de los paseos y la cantidad de distracciones a las que tu perro está expuesto.

Recuerda que la paciencia y la consistencia son clave para lograr una obediencia sólida en tu perro. Dedica tiempo todos los días a practicar estos ejercicios y verás cómo tu perro se convierte en un compañero obediente y bien educado. ¡Disfruta del proceso de entrenamiento y de la relación especial que construirás con tu perro a través de estos ejercicios de obediencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir